martes, 10 de octubre de 2017

CARTA ABIERTA AL SR. PUIGDEMONT



Estimado Sr. Puigdemont,

Sé que mucha gente en estos días habrá apelado a su sentido común y supongo que muchos, con argumentos mejores que los míos.

Supongo que sentirá observado por los ojos de la historia, que le convertirán en héroe o en villano. Le recuerdo que, desde los tiempos de las colonias, ningún político que haya fragmentado una sociedad o un país, ha pasado a la historia como héroe. Muchos de ellos fueron juzgados en el tribunal de la Haya.

Le escribo esta carta porque tengo miedo. Sé que esta semilla de rencor no la sembró usted, pero ahora mismo se extiende por toda España. Aunque no lo crea, hay gente en todo el país que les apoya. Su causa está rompiendo amistades y familias y genera odio y división. Es lo que usted está aportando al mundo.

Le recuerdo que no puede ganar. Espero que no lleguemos a tanto pero, en caso de conflicto, somos más de 40 millones de personas. Nosotros tenemos ejército y ustedes no. Nosotros tenemos apoyo internacional y ustedes no.

También le recuerdo que la historia siempre la escriben los vencedores. Quizás consiga pasar a ella, pero probablemente como alguien funesto y como responsable de todas las victimas que este conflicto genere.

Quizás este exagerando y esto no acabe en guerra. Pero, ¿sabe que es lo que sobre todo me asusta? Que durante toda la democracia España tuvo un cáncer que se llamó ETA. Que esta organización tenía bastante menos respaldo social que el que usted tiene ahora, pero el odio era el mismo. Está creando un caldo de cultivo para que los radicalismos se transformen en terrorismo y, de esto, sí que será responsable.

Españoles, catalanes, vascos, ingleses, chinos…solo queremos tener un trabajo digno, alguien nuestro lado que nos ame, que nuestros hijos estén sanos y ser felices.

Banderas, fronteras, lenguas, nacionalidades…herramientas de la política para manipular y manejar a las masas. Estos no son nuestros problemas reales y usted lo sabe.

Está despertando el fantasma del terrorismo, de la confrontación social y, ojalá no sea así, de la guerra civil.

Por el futuro de Cataluña, de España, de Europa y, sobre todo, por el futuro de nuestros hijos; no declare la independencia.

martes, 3 de octubre de 2017

QUE EL MUNDO OS ESCUCHE


Estoy ya un poco cansado de escribir sobre Cataluña pero siento un malestar y una congoja que no soy capaz de quitarme en todo el día. Estoy asustado por la deriva que ha tomado esto. Cada vez veo la situación es más crítica y estamos a un paso de que alguien estalle, de un bando u otro, y se tome la justicia por su mano.

Echo de menos a la gente de Cataluña que se sienta española. No la veo en ningún sitio. Parece que todos los catalanes son independentistas. A lo mejor lo son. O a lo mejor en Cataluña solo hay independentistas y cobardes. ¿No hay nadie que salga a la calle a gritar al mundo que el Estado Español ha venido a rescatarlos a ellos? ¿Qué son rehenes de una turba que no acepta, ni aceptará seguir en España? ¿No veis que os están arrastrando a un precipicio y ni siquiera os quejáis?

Ahora mismo el ojo de la prensa internacional está puesto sobre Cataluña. Es el momento que toda España y el mundo entero vea que estáis ahí. Que el Estado Español está luchando por alguien. Tenéis que gritarlo ya. Para que os oiga el mundo…para que podamos rescataros….

POR FAVOR, SALID DE VUESTRO ESCONDITE ANTES DE QUE SEA TARDE.

lunes, 2 de octubre de 2017

INDEPENDENCIA 1 - ESTADO 0


El día de ayer fue bastante horrible. Creo que la batalla mediática del conflicto catalán la ganó la independencia. Supieron vender su imagen de resistencia pasiva ante la violencia, de defender “su” democracia ante cualquier obstáculo. De abrir heridas que no se cerrarán en décadas.

Creo que el gobierno español debe de olvidarse de la imagen, de lo que piense la prensa internacional. En la situación que nos encontramos, hay que tomar las decisiones para atajar problemas graves y las consecuencias serán duras. El gobierno estará solo para tomarlas, porque con los políticos que tenemos, no podemos esperar otra cosa.

Lo que me parece increíble que, incluso la opinión pública en España, esté dividida. Tengo amigos de toda la vida, gente de Madrid que echa la culpa de todo este problema al gobierno del PP. Ven a los catalanes como víctimas de las políticas opresivas del gobierno. No entienden que todo esto es porque los catalanes quieren lo suyo para ellos. No quieren compartir su riqueza. Es lo más anti-izquierdas que hay. Sin embargo, ahí vemos a la gente de izquierda dándoles la opción de elegir. Defendiendo que todos seamos más pobres. Porque después de la independencia de Cataluña, vendrá la del País Vasco. A lo mejor también se anima la liga norte en Italia…y así sucesivamente hasta que destruyamos España y Europa. Nos convirtamos en una suerte de pequeños estados entre los que las diferencias entre ricos y pobres sean cada vez mayores y el rencor entre gente que hace dos días eran amigos, sea inasumible.

No me gusta nada la deriva que lleva el mundo en la actualidad. Quizás, estando unidos, podríamos enfrentarnos a casi cualquier cosa. Sin embargo, nos obcecamos en dividirnos.

viernes, 29 de septiembre de 2017

EL PRECIO DE LA INDEPENDENCIA


Independencia significa no depender de nadie, para lo bueno y para lo malo. ¿Qué clase de “independencia” es la que defienden los políticos catalanes, intentando “depender” del estado y de la Comunidad Económica Europea para algunas cosas, pero sin haber pactado nada con ellos? ¿Qué clase de locura es esta?

Planteémonos por un momento negociar su independencia. El Estado Español debería de renunciar a una parte de su territorio, supongo que a cambio de nada. Es más, probablemente querrán que les indemnicemos por robarles todos estos años. Además, supongo que tendremos que seguir pagándoles las pensiones y las prestaciones por desempleo.

Por otra parte la Comunidad Económica Europea no los echará de Europa y, deberán seguir pagando las subvenciones que correspondan a Cataluña y seguirán disfrutando de la seguridad jurídica que Europa ofrece.

Los Españoles, su mayor mercado, seguiremos comprando los productos Catalanes, como si no hubiera pasado nada y el idílico Estado Catalán se convertirá en una potencia mundial.

¿Esto es lo que pretenden? ¿Quieren que renunciemos a parte de nuestro territorio y de nuestro PIB gratis? ¿Qué Europa se convierta en una suerte de estados atomizados enfrentados entre ellos?

Si quieren independizarse estas son las condiciones:

  • Antes de la independencia, establecer el coste para los territorios, de la ruptura. En base a: Balanza de pagos, perdida de territorio soberano y pérdida de tejido productivo se establecerán las indemnizaciones pertinentes. 
  • Ruptura total con el Estado Español y la Comunidad Económica Europea. Una vez declarada la independencia, el gobierno español no aportará absolutamente nada a las arcas catalanas (nada de pensiones, ni prestaciones). El gobierno de la CEE dejará de aportar ayudas al desarrollo y a la agricultura. Salida de la moneda Europea y establecimiento de fronteras y aranceles.
  • A todos aquellos residentes en Cataluña que se sientan españoles, se les ofrecerá facilidades para que puedan establecerse dentro del territorio español. Lo mismo a las empresas que quieran seguir en el mercado europeo y mantener a sus clientes.

Independencia es eso, no depender de nadie y, en un mundo globalizado, este es el precio. ¿Estáis dispuestos a pagarlo?

miércoles, 27 de septiembre de 2017

SER PATRIOTA EN ESPAÑA


Quizás seamos uno de los pocos países del mundo en el que ser patriota está mal visto. Según el diccionario de la lengua española, ser patriota es: “Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien” En principio, no parece que esta definición tenga nada negativo, sin embargo, para el Español parece que si lo tiene.

En este país tuvimos 40 años de dictadura que utilizó los símbolos patrios de forma partidista, no siendo la representación de un pueblo, si no la representación de un régimen político. Es por ello que siempre se asocia al patriota con una persona cercana a la derecha política más rancia.

Está claro que este punto de vista no es compartido por todo el mundo, pero si por gran parte de la izquierda que, aunque llevamos ya 40 años de democracia, siguen asociando los símbolos patrios con el régimen Franquista. Y es curioso este hecho, porque, los símbolos del país se modificaron con la constitución del 78, cambiando la bandera y eliminando la letra al himno español.

Aun así, y quitando los grandes eventos deportivos, la gente se sigue sintiendo incomoda con su patriotismo y sigue estando mal visto hacer ostentación de nuestros símbolos.

Yo creo que somos un gran pueblo. Creo que la política nos está haciendo más daño que favores, sobre todo cuando va buscando nuestras diferencias, en vez de buscar aquello que nos une.

Me gusta nuestra tierra, nuestro sol, nuestra gente, nuestros monumentos históricos, nuestro carácter, nuestra gastronomía…Quiero mi país y quiero lo mejor para él, porque es lo que dejaré a mis hijos.

Soy un patriota y no me avergüenza decirlo.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

OTRO PASITO HACIA EL ABISMO


Cada día que pasa el tema catalán asusta más. Los registros y las detenciones de hoy refuerzan la postura de “Axterix contra el Imperio Romano” que intenta transmitir el  gobierno Catalán.

Es increíble como tienen de engañada a la gente. Intentan vender la idea de que el estado Español opresor no deja que a gente se exprese. Que se está coartando y machacando la libertad de expresión del pueblo Catalán.

Esto es mentira.

El problema aquí no es el referéndum. El problema es que, más o menos, la mitad de los catalanes quieren tirarse por un precipicio y quieren arrastrar al resto. Que los políticos que representan al pueblo catalán han dejado de representar a todo el pueblo y solo representan sus intereses. Que, en vez de gobernar, se han dedicado fomentar la división y el conflicto y se han olvidado de los problemas de la gente.

Cataluña y ellos solos, unilateralmente, no pueden decidir su relación con España y con Europa. Supongo que, tanto Europa, como España, tendremos algo que decir al respecto y se lo estamos diciendo cada día.

Pero no importa lo que diga España. No importa lo que diga Europa. Ni si quiera lo que diga el pueblo catalán. La decisión ya está tomada. Al igual que pasó con la anterior consulta soberanista, seguirán repitiéndola hasta que el resultado sea independencia.

Todo fruto de la avaricia de un gobierno que quiere todo el dinero que recauda para sí. Que no cree en la solidaridad y que mantiene que su balanza comercial será la misma después de apuñalar por la espalda al cliente del 80% de sus ventas.

El mundo está loco, loco, loco y yo cada vez lo entiendo menos…

martes, 19 de septiembre de 2017

DIRECTIVA PRIMARIA: SUPERVIVENCIA


Cualquier ser vivo que pueble este planeta, incluido nosotros, tiene un objetivo principal: la supervivencia. Como individuo, alimentándonos, adaptándonos al entorno y defendiéndonos de las agresiones, y como especie, a través de la reproducción.

Supongo que la evolución, o dios, o los seres que nos dejaron aquí, nos grabaron a fuego estas instrucciones en nuestros genes para que no nos extinguiésemos y, en realidad, estas son las únicas necesidades reales que tenemos.

Hoy me quiero centrar en la reproducción y como nuestro cerebro a través del deseo, del amor y de la pasión nos empuja a ello. Si, aunque suene obsceno y tosco, nuestro cerebro ha creado un complejo envoltorio para justificar nuestra necesidad primaria de follar.

Prestar atención  si no en que os fijáis a la hora de elegir una pareja. Las mujeres dirán que si en su forma de ser, en sus ojos, en sus manos o su culo. Los hombres en que esté buena, que sea simpática… Pues estáis equivocados. En lo primero que nos fijamos es en el sexo. Quiero decir, si te atraen las mujeres, lo más importante es que sea mujer y si te atraen los hombres, pues que sea hombre. ¿Y porque? Porque necesitas follártelo. Y da igual que sea un encanto, súper simpática y tu alma gemela, si no es del sexo que te atrae, seréis amigos, pero nunca pareja.

Sé que me vais a decir que los gays y lesbianas no tienen como objetivo la reproducción. Es cierto, nuestro sistema reproductivo es tan poderoso, que salta por encima de la biología con tal de follar.

Menos mal que siglos de civilización nos han impuesto unas normas de convivencia que impiden que esto sea Sodoma y Gomorra. La ley de la supervivencia de la especie y el instinto de protección nos obliga a garantizar un entorno seguro a nuestros hijos y es lo que nos obliga a dar cierta estabilidad a nuestras relaciones.

Os contaré un secreto, siendo hombre como soy y basándome en mi experiencia, el 80% o más de las veces que un hombre se aproxima a una mujer y se interesa por ella es porque su instinto le está diciendo que se la folle. Es como una atracción latente, que casi siempre controlamos. Salvo cuando recibes señales inequívocas que te indican que ella siente lo mismo. Entonces la pasión se desata y nos sentimos maravillosamente bien.

Estoy seguro que las mujeres sentís algo parecido. Más complejo por la tradición, la presión social y porque, históricamente, se os ha obligado a denostar reconocer el deseo y el placer de la carne y porque, biológicamente, sois un poco esclavas de vuestros cambios hormonales.

En fin, el amor es un poderoso envoltorio de algo más vulgar y sencillo. Os lo digo para que, cuando creáis que vuestro mundo se acaba porque os han roto el corazón, recordéis esta reflexión. Sobrevivid y follad y la tristeza, con el tiempo, pasará.